50 Errores de un Emprendedor: 5.-“Pensar que hay que Crecer Siempre”.

 
 

No hay que crecer siempre.

“Existe un tiempo para respirar despacio y otro para hacerlo deprisa…, un tiempo para subir y otro para bajar”. TAO TE KING.

Cuando un emprendedor logra el éxito, llega un punto en que éste éxito le hace que no pueda parar ni un segundo a lo largo del día.
También hay cada vez más personas que están seguras de que no quieren ascender más.

Están bien como están, no quieren vender más ni subir más peldaños. A esto se le llama: “downshifting”.

Es decir, la opción que toma una persona por la cual desea descender de categoría laboral a los efectos de poder ganar más calidad de vida o tener más tiempo para uno mismo.

Con esto no quiero plantear que uno no crezca económica ni profesionalmente, pero sí que apunto la idea que uno debe plantearse de si quiere o no crecer de manera “Indefinida”.

Al principio de nuestra actividad profesional, todo emprendedor lo que busca es más trabajo y trabajar con más clientes sin seleccionarlos.

Pero debemos tener la habilidad de seleccionar a los clientes más rentables y desechar a los menos rentables y que más tiempo nos ocupan.

Esto debería ser una práctica obligatoria por parte de todo emprendedor, pero en pocas ocasiones lo realizamos, ya que tenemos metida la idea de que debemos  crecer siempre.
Debemos de tener un “margen de maniobra”.

Por debajo de dicho margen uno muere de hambre y, por encima, se muere de sobrecarga laboral.

Hay que encontrar pues un equilibrio, y saber dónde poner los límites.

Se trata de entender que está muy bien crecer en la empresa de uno, pero también debemos de disfrutar de una calidad de vida y trabajar felices.

Hay una zona crítica en la que tener éxito supone dejar de tener éxito, ya que la carga de trabajo impide cumplir diligentemente con las obligaciones contraídas.
Hay que saber decir “no”.
La “mucha luz” es como la “mucha oscuridad”: No dejan Ver.

Por tanto hay que plantearse si uno quiere crecer y hasta dónde.
También de qué manera.

El éxito se inventó para disfrutarlo. Por favor, no muera de éxito.

(De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López).

 

Logotipo Legalis Consultores
 

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor: 4.-“No Caminar hacia la Independencia Financiera”.

Hay que  Caminar hacia la Independencia Financiera.

Los emprendedores, normalmente tenemos un sistema mixto entre lo que es un “trabajo” y lo que es un “negocio”.

Pero en realidad se parece más a un trabajo que a un negocio, especialmente y sobre todo al comienzo de nuestra actividad.
Es el caso de los “freelances.”

La cuestión del negocio suele estar aún más lejos.

Un “Negocio” es una actividad económica que se sostiene sin la presencia física continua de su dueño.

Todo lo demás son “Trabajos”. Por cuenta propia, sin horarios… lo que uno quiera… pero un trabajo al fin y al cabo.

Un trabajo que si no está el que la ostenta, no funciona.

Independencia Financiera.

¿Qué pasaría si un día uno enferma o le apetece tomarse unas vacaciones largas?.

Es por ello por lo que es necesario empezar a pensar como emprendedores a caminar desde un punto en el que se pueda tener garantizada una Independencia Financiera”.

Lo contrario es un grave error.

1.- Si ahora nos va bien la actividad, es el mejor momento para poder realizarlo, ya que es posible que en el futuro no nos vaya tan bien.

2.- Si uno enferma ¿Quién va a cuidar de nuestro negocio?. La mayoría no puede soportar un periodo de retiro largo.

3.- Si  un emprendedor  toma estas medidas de forma previa, trabajará más relajadamente si en su interior sabe que no lo hace por dinero, ya que tiene una garantía de independencia económica (Independencia Financiera).

Lo que le permitirá a su vez poder seleccionar a sus clientes (los más rentables).

Fondo de maniobra.

Si uno puede ahorrar al comienzo de su actividad, en la medida de lo posible y teniendo en cuenta el tiempo que nos ha tocado vivir, podrá crear un colchón para imprevistos.

Se trata de crear un “fondo de maniobra” particular para casos de emergencias y que este dinero sea lo más líquido posible (que podamos sacarlo enseguida, sin largos plazos de inversión).

Esto proporcionará más fuerza en las negociaciones y, aunque sea menos aparente que tener un lujoso coche o realizar un fabuloso viaje exótico, desde luego es mucho más práctico.

Por desgracia el Papá- Estado, que sabemos cómo anda a nivel económico, cada vez va a tener menos dinero para sanidad, para el desempleo o para la jubilación.

Cada vez destinará menos dinero para sus ciudadanos, entre otras cosas porque no tiene.

Pero, ¿Cómo poder conseguir mi “independencia económica” (Independencia Financiera) si cada vez hay mayor dificultad para llegar a final de mes?.

Sé que no  se puede dar una solución generalizada pero, la solución pasaría por disminuir los gastos a la mínima expresión, dejar de tener tarjetas de crédito.

Quedarnos sólo con lo esencial. Reducir los “gastos fijos” pero sobre todo los destinados al ocio.

Tendremos que dejar a los clientes que no nos sean rentables y con los que destinamos mucho tiempo de nuestro trabajo.

Hay que buscar una mejor rentabilidad por cliente.

No buscar la “independencia financiera”, a pesar de la dificultad que ello conlleva, supone un error muy grave como emprendedor.

( De Legalis Consultores con adaptación de texto de Sergio Fernández  López).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor: 3.-“No Dedicarse a su Propio Negocio”.

Hay que dedicarse al propio negocio.

“Puedes estar toda tu vida dando vueltas en círculo y creer que estás avanzando”. (RAMIRO CALLE).

En principio debemos de pensar que si una persona puede hacer algo, cualquier otra persona que rija o gobierne su sistema nervioso exactamente igual, también podrá.

Lo importante realmente no es saber si uno es capaz de obtener los mismos resultados que otra, la cuestión es preguntarse.

¿Cómo consigue una persona tener éxito en su negocio.?

Observar y aprender.

Lo que propongo hoy es que cualquier “empresario”, “freelance”

“cualquier persona en su vida”, debe observar y aprender de aquellas personas que les va bien gobernando su negocio.

Es  decir aprender lo que ya está comprobado que funciona y aplicarlo a nuestra actividad.

Esta idea que parece simple, esconde una revelación que puede hacer mejorar la actividad, el negocio de uno o su propia vida.

Lo que un emprendedor no debe hacer desde luego es encargarse de su negocio y a la vez de mil cuestiones más, descuidando las actividades estrategias de su gestión.

Dedicarse al propio negocio.

Dedicarse a lo principal del propio negocio y lo demás se debe de “externalizar”.

Éste es el éxito de muchos negocios.

Uno se debe de dedicar a su negocio, a lo que conoce y sabe hacer bien y, lo otro (las otras cosas que nos hacen perder mucho tiempo de nuestro trabajo o nuestra vida), lo debemos de “subcontratar”.

Dejar que lo haga otra persona u otra empresa (o incluso aplicar fórmulas de Colaboración).

El querer acabar cosas que no son de nuestra competencia  nos hacen perder un tiempo de oro en nuestro quehacer diario  y no nos llevará a alcanzar nuestro “Éxito”.

Hay que concentrar el tiempo y la energía en nuestro negocio.
Dediquemos todo el tiempo del mundo a entender bien cuál es el corazón de nuestra actividad, la esencia de nuestro trabajo.
Siendo así, uno se profesionaliza, ya que dispone de más tiempo para su actividad  y ésta mejorará.

De la misma manera esto se extiende a cualquier cosa de nuestras vidas cuando le prestamos más atención y tiempo.

( De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández lópez ).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor:2.- No Escribir los Objetivos.

 

Hay que escribir los Objetivos.

“Para el que no sabe hacia dónde navega… ningún viento le favorece”   SENECA.

Existen dos tipos de errores:

Uno de ellos son los cometidos “por hacer algo mal” y los otros serían los que se cometen simplemente “por dejar de hacer algo”.

Muchos de nosotros, como Emprendedores, cometemos el error de no dejar constancia por escrito de  los «Objetivos” que tenemos que hacer cada año (y segmentarlo también por meses y por semanas).

¿Cómo vamos a ser capaces de tomar decisiones a diario, si no sabemos hacia dónde vamos?.

Trabajar, pero sobre todo vivir sin objetivos es como andar perdidos por una ciudad, deambulando y sin un destino claro.

Escribir los objetivos, por ejemplo a finales de año, aunque parezca una tontería funciona y funciona muy bien para el que es emprendedor o pretende serlo.

Activa nuestro cerebro y nos abre un mundo de ideas y de posibilidades que no habríamos ni tan siquiera llegado a imaginar.

Surgen Conclusiones, Visiones Claras, Nuevos Enfoques y una manera de Fluir diferente de la Vida.

Es diseñar nuestra vida, nuestra manera y forma de trabajar.

Al ser los máximos dirigentes de nuestros negocios, tenemos que tener metas que sean muy claras.

¿Podemos concebir alguna empresa, que no tenga claros sus objetivos?.

Yo aún añadiría que además de escribir los objetivos profesionales de nuestro negocio, pudiésemos escribir nuestros propios objetivos personales, económicos,..y siempre hay que pensar que habrá sorpresas de última hora que nos harán cambiar en algo el Rumbo, pero desde luego ya tendremos señaladas nuestras Referencias.

Dichos Objetivos, como señala Sergio Fernández López en su libro deben ser: S.M.A.R.T.:

  •           Específicos: Es decir, que sean concretos, no abstractos.
  •           Medibles: Que puedan ser cuantificados.
  •           Alcanzables: Hay que poner objetivos realistas, ya que si no lo son, no tendríamos motivaciones para seguir con nuestro trabajo o profesión.
  •           Retadores. Tienen que tener un cierto componente de Ambición. Y que de paso consigan motivarnos.
  •           Temporalizados.  Que sean acotados en el tiempo. Si esto no se realiza no se podrá evaluar su progreso.

Además deberíamos de añadir otro punto que sería el de ser Adaptables, a las circunstancias cambiantes y sobrevenidas que pueden aparecer en un momento  determinado.

Estos objetivos escritos es bueno hacerlos de manera Anualizada o Semestral e ir supervisandolos de forma mensual para poder corregir desviaciones y poder funcionar de una manera más relajada.

Lo importante de todo es que aunque no se consigan todos los objetivos propuestos pero sí una parte importante, se habrá conseguido desde luego  una sensación de bienestar.

De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López.

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

También puedes seguirnos por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor. Introducción.

 

Errores de un Emprendedor.

Introducción.

 «Antes de ser Navegante…he sido Náufrago.»  (SENECA).

Voy a escribir en mi Blog, apuntes sacados de un libro muy interesante del escritor “Sergio Fernández López” de su libro:

«VIVIR SIN JEFE» (50 Errores de un Emprendedor), donde analiza de una manera muy particular, clara y directa, los errores que cometen muchos “emprendedores” que hacen que sus negocios no funcionen.

“Sabemos que de los errores se aprende.” Siempre ha sido y será así.

Sergio Fernández López.

Sergio trata en su libro que ser Emprendedor es un ejercicio de Equilibrismo, de Platos Chinos.
Por eso con estos consejos, sacados de su libro, lo que se pretende es mantener el equilibrio en la cuerda floja.

En cada Post que publique (Numerados del 1 al 50),  iré analizando uno a uno los 50 errores que debemos de evitar para emprender un negocio. Hoy en día, en esta España que por desgracia nos está tocando vivir, entiendo que estos consejos pueden servir a muchos a lanzarse a eso que tanto hablan los políticos:

“emprendedurismo”, pero cuidado…hay que saber muchas cosas al respecto… pisar en firme.

Ser emprendedor es una manera de vivir, de entender la vida y de estar en el mundo.

El emprendedor tiene que ser “HONESTO”, “INTEGRO”, “CREATIVO” y por supuesto tener CONSTANCIA”.

Hay que trabajar. 

Se tiene que trabajar para generar el máximo valor para todas las partes implicadas. No nos equivoquemos:

“TODO LO QUE PODRÍA HACERSE…NO SE HA HECHO Y TODO LO QUE PODRÍA INVENTARSE, TAMPOCO”.

Cuando en nuestro camino como emprendedor escuchamos que todos nos dicen lo mismo, solo significa que todos ellos comparten el mismo punto de vista, pero nosotros tendremos el nuestro. (no necesariamente que estemos equivocados).

La palabra “IMPOSIBLE” hay que cambiarla por :

¿CÓMO  PODEMOS HACER LAS COSAS PARA QUE SEAN POSIBLES?

A pesar de que en nuestra aventura van a aparecer problemas inevitables.

Pero ahí estaremos para tomar las medidas necesarias para prevenir su aparición  y minimizar su impacto.

Lo importante no va a ser las veces que nos vamos a caer (que desde luego se va a producir), sino que lo importante va a ser cuantas veces estaremos dispuestos a levantarnos.

Errores de un Emprendedor.

Uno de los consejos que apunta el libro es que en el caso de tener dudas para emprender… hagámoslo, nos atrevamos a esa aventura.

“Siempre fallaremos el 100% de las canastas que no tiremos”.

Debemos atrevernos a equivocarnos (Errores de un Emprendedor).

A mí particularmente me ha parecido un libro extraordinario y que me ha hecho abrir los ojos.

Tengo experiencia, tengo profesionalidad  adquirida tras muchos años de trabajo, tengo habilidades (cada uno tiene las suyas),  y aunque siempre he deseado buscar trabajos por cuenta ajena, te das cuenta que cuando estás con cuarenta años, te encuentras fuera del mercado por muy buena preparación que tengas y por muchos idiomas que hables.

Eres caro para las empresas.

Es por eso que me atreví a lanzarme a la piscina, a ser emprendedor.

Mi propio Jefe.

He querido poner al servicio de los demás, toda mi experiencia, siendo yo… MI PROPIO JEFE y generando beneficios para mis clientes y para mí.

Ahora soy dueño de mi tiempo y de mi espacio.

Sé que en la travesía habrá tormentas… fuertes tormentas, pero desde luego lo que tengo claro es que llegaré a mi Puerto de Destino, con Confianza y Fe en lo que hago.

El éxito o el fracaso será mío, pero al menos soy “LIBRE” de poder elegir.

De Legalis Consultores (Ignacio Puig Carles).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.