50 Errores de un Emprendedor. 17.-“No atreverse a ser uno mismo”.

  

Hay que atreverse a ser uno mismo.

“Nunca formaría parte de un Club que me aceptara a mí como Socio” GROUCHO MARX.

Cuando un personaje está bien creado, pasa al imaginario colectivo. “El Quijote”, “La Celestina”…son sólo alguno de los personajes bien creados que todos conocemos.

Imagínese que vive dentro de una película. Lo peor que le puede ocurrir es tener un personaje poco creíble; el público no le prestaría atención.

Pues esto es lo que le pasa a algunos emprendedores:

“No han desarrollado un personaje creíble”.

Hay muchos libros que hablan de cómo desarrollar un determinado tipo de persona, que sea creíble, que sepa vender más y mejor, de cómo hablar en público, de cómo hacer amigos e incluso ganar ya no sólo dinero sino influencia.

Personalmente creo más en el desarrollo de nuestro “carácter” que en el desarrollo de nuestra “fachada”.

Los personajes creíbles y memorables se hacen fundamentalmente desde la “autenticidad”.

Incluso en nuestra “sociedad de la imagen” en la que vivimos, a largo plazo, lo que hacemos sigue siendo más determinante que nuestra apariencia.

Hace tiempo había una campaña publicitaria cuyo eslogan era:
“No hay mayor atrevimiento que ser tú mismo”.

Estoy totalmente de acuerdo.

A Usted se le tiene que reconocer por algo, tiene que desarrollar su propio estilo de hacer las cosas, de hablar y de moverse por el mundo.

Es su “Marca Personal” (ya hablaremos más delante de este tema).

No hay mayor atrevimiento que “ser uno mismo”.

Atrévase a ser como es. Las personas lo valorarán.

Cuando tratamos con humanos, preferimos la “naturalidad”, la “autenticidad”, a este mundo de invención publicitaria donde cada vez las personas se parecen más unas a otras.

De Legalis Consultores (Ignacio Puig Carles) sobre texto de Sergio Fernández López.

 

Logotipo Legalis Consultores

 

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

También, puedes seguirnos por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

Además, estamos presentes en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor. 16.-“Hablar lo que no hay que hablar y escuchar lo que no hay que escuchar”.

Hay que hablar poco y escuchar más.

“Querer, Saber, Osar, Callar”. LOS CUATRO PRINCIPIOS DE LOS ALQUIMISTAS. 

En la Cultura en la que vivimos, donde el “éxito personal” disfruta de una mala prensa y, donde hablar mal de uno mismo está no sólo aceptado, sino que incluso se ve como signo de inteligencia, quizá no oiga esto muy a menudo:

Uno de los mayores errores que puede cometer como emprendedor, pero sobre todo como persona, “es hablar mal de usted mismo.”

Es una gran metedura de pata que no se puede permitir.
Cuando digo “hablar mal”, me refiero a cosas tan sencillas como:
“Es que soy tonto” o “No soy bueno haciendo eso” o “ Es que siempre me equivoco” o “Eso es imposible que lo pueda hacer yo”

¿Le suena?

Pues son dinamita en estado puro.

Admitir los errores.

Si comete un Error, admitalo, acéptelo ya que eso no es hablar mal de uno mismo.

Eso es tener el coraje de aceptar lo que hace bien y lo que hace mal.

A lo que me refiero es a que si se equivoca y pide disculpas (si es pertinente hacerlo) y toma las medidas necesarias para repararlo, entra dentro de la normalidad.

Lo que no se puede hacer tras cometer un error es lamentarse.
El error es inseparable de la condición humana y de él aprendemos.

Cuanto antes desdramatice el error, tanto mayor calidad de vida ganará.

No hablar mal de uno mismo tampoco quiere decir que no se “ría de sí mismo”, todo lo contrario.

Hágalo, pero hablando bien. Puede hacerlo sin necesidad de emitir sentencias destructivas.

No contar tus sueños.

Otro tema importante es no cometer el Error de “contar sus sueños” a cualquier persona, o se acabará quedándose sin ellos.
La experiencia demuestra que es mucho mejor no contar a “casi nadie” los sueños, incluidos los profesionales.

Si los comparte con personas inadecuadas, que para esta cuestión son, por cierto, la mayoría, desgastará sus sueños inútilmente.

Es matemático. Siempre habrá alguien que le contará un aspecto negativo de su sueño que se lo aleja o que le hace ver un aspecto que para usted es desmoralizador.

No lo hacen con mala intención, pero lo hacen. No cuente sus sueños.

La mayoría de la gente no sabe que “puede más el que quiere que el que puede”.

Hay millones de personas en el mundo que no van a creer que sea posible que logre lo que se propone en su vida y por eso mismo intentarán desmontar sus sueños.

Comparta sus sueños con personas “posibilistas” (personas que ven posibilidades donde otros no ven nada), que aporten ideas.

¿No es mejor rodearse de este tipo de personas a nivel profesional y personal?

(De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor. 15.-“No hablar con los Clientes…por falta de tiempo”.

Excelencia en la Atención al Cliente

Hay que hablar más con los clientes.

“Los mercados son conversaciones. Los mercados consisten en Seres Humanos, no en sectores demográficos”. CLUETRAIN.

Cuantas veces decimos: “No tengo tiempo para nada, así que como voy a tenerlo para…”.

Es una queja sistemática que se produce en muchas ocasiones. Independientemente del tema que se trate.

Vivimos con la permanente sensación de que nos falta tiempo para todo. Si el día tuviera 48 horas, también nos faltaría tiempo.
Tenemos que ser conscientes al menos de que en muchas ocasiones, esas prisas, son más una “percepción” o un modo de “funcionar”, que una “necesidad”… la mayoría de los trabajos pueden esperar un poco.

Si somos conscientes de esto, tendremos más tiempo para nosotros y también para cuidar de nuestros Clientes, Proveedores, Colaboradores

Sueños, Retos…

Uno de los errores que más frecuentemente cometen los emprendedores es que no hablan lo suficiente con las personas con las que trabajan. Hablar con ellos no significa cotillear o criticar, significa hablar “constructivamente”,  significa emplear cierto tiempo cada semana en intercambiar opiniones con sus clientes, o charlar sobre que les ha parecido el último trabajo que se ha realizado, o en qué está ocupado ahora.

Conocer cuáles son sus sueños, retos o problemas. ¿Hace cuanto que no les escucha?

Si hace esto, la relación que tendrá con sus clientes irá un poco más allá de lo estrictamente profesional y esto redundará en beneficio mutuo; conocerse mejor, la relación será necesariamente más fructífera.

Una recomendación que quiero también plasmar aquí es, para ser aún más feliz:

Haga esto también con sus “relaciones no laborales”. Le hará sentir mucho mejor. No siempre es factible, pero cuando lo es…hágalo.

Escuche a sus clientes.

No les interrumpa aunque no esté de acuerdo con ellos, y dé las gracias porque el feedback es una herramienta muy poderosa para usted si la sabe utilizar.

¿Guarda ese tiempo para dedicarlo a sus Clientes, Proveedores, Colaboradores…? 

(De Legalis Consultores: Ignacio Puig Carles, sobre texto de Sergio Fernández López).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor. 14.-“Prometer un Tiempo de Espera demasiado Ajustado”.

  

Hay que prometer un tiempo de espera del trabajo que sea adecuado.

“Todo lleva más tiempo del que usted piensa” LEYES DE MURPHY. 

Seguro que ya le habrá pasado y, si no… le acabará por pasar.
Ha llegado un cliente, quiere trabajar con usted y le hace un pedido, usted se emociona por hacer el trabajo y ante la ilusión de satisfacerle cuanto antes le ha prometido “un tiempo de entrega”.

El problema es que ese tiempo que le ha prometido es demasiado ajustado.

Cuántas veces hemos comentado, cuando hemos quedado con alguien;
“Estoy a 30 minutos de allí…Llegaré dentro de 10”.

Piensa que lo puede resolver todo pero finalmente no es así. Al final le cuesta un esfuerzo mayor del que había calculado cumplir su compromiso. Este es el día a día de los “emprendedores”.

Siempre aparecen imprevistos o bien el cliente a mitad de su trabajo le dice que tiene que hacer modificaciones que van a alterar los tiempos previstos.

Si no hace a tiempo la entrega su reputación o el de su empresa quedará en entredicho.

El cálculo que uno hace de su trabajo  siempre suele ser optimista. Esto no tiene que ser necesariamente así.

Negociar al Alza.

Hay una manera de evitarlo. Debe adoptar la costumbre de «negociar al alza» las fechas de entrega y no debe aceptar plazos ajustados, salvo cuando sea estrictamente necesarios.
Es difícil pero al final se consigue.

Se deben poner “límites” a las relaciones con nuestros clientes. Es el marco de todo negocio:
“Tú ganas-Yo gano”.

Si esto no se lleva desde el principio, la relación acabará o dejará de funcionar.

(Es como en las relaciones de pareja. Debe haber un equilibrio en la balanza, si en cualquier momento se desnivela…se puede llegar a romper).

La “asertividad” es la capacidad de saber defender su posición frente a la de los demás cuando así lo decide.

En ocasiones hay que ser “asertivo” frente a los clientes.

El hecho de que sean clientes, no significa que lleven la razón siempre en todo, ni que tengamos que hacer siempre lo que nos piden.

Se puede ceder en sus límites de manera excepcional, pero decir un “NO” a tiempo, puede incluso reforzar la relación porque el cliente valorará de un modo distinto su trabajo.

Ofrezca siempre que pueda una fecha ligeramente posterior, que le va a aportar además una notable calma y bienestar a su vida y mejorará su relación con los clientes.

Por cierto, evite entregar algo un Lunes. Eso significa que trabajará el fín de semana.

(De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

¿Fotos de los hijos en redes sociales? Ley de Protección de Datos.

Fotos de los hijos en redes sociales.

El peligro de las fotos de los hijos en Redes Sociales.

“En Internet ten cuidado con tus hijos…No todo el mundo es quien dice ser”.

¿Puedo como Padre subir fotos de los hijos en las Redes Sociales? ¿Y el Colegio, Asociación, Club Deportivo…puede colgar fotografías en su Web?

Nos gustaría saber tu opinión respecto a este asunto.
Estaríamos encantados de recibir tus comentarios después de leer este artículo.

Ante las dos preguntas y otras por el estilo que muchos padres se preguntarán hay que decir que, en principio, nada obstaculiza ni impide para que puedan ser subidas las fotos de nuestros hijos a las redes sociales.

O incluso que un colegio, asociación, club deportivo

puedan colgar fotografías de los mismos en sus páginas web o blogs.

Otro asunto es que los padres deben ser conscientes también de los riesgos que puede conllevar en el ámbito de la seguridad  de nuestros hijos (fotos de los hijos).

Qué dice la Agencia de Protección de Datos.

Personalmente y basándome en las recomendaciones que nos da la «Agencia Española de Protección de Datos» al respecto, soy partidario de que en principio unas fotos de «tipo familiar» podrían subirse dentro de las redes sociales pero, eso sí, siendo “restrictivo” respecto al perfil.

Es decir, no haciéndolo “público”. (Es mi consejo).

Se suelen dar problemas con padres “separados” o “divorciados”.

En estos caso los progenitores cuelga fotos de sus hijos en su perfil o de algún familiar sin el consentimiento de la otra parte.
Aquí hay que tener cuidado porque el progenitor al que no se le ha consultado puede denunciar al otro cónyuge y el juez puede obligar a que se retiren (fotos de mis hijos).

Nos encontramos con la Ley Orgánica 1/1996 de 15 de Enero de “Protección Jurídica del Menor”.

Donde trata este tema y otros de suma importancia.

Como he comentado anteriormente se ha de ser “restrictivo” y hay que leer muy bien las “condiciones de privacidad” de cada una de las redes sociales antes de subir cualquier fotografía,
pues no en todas señalan lo mismo.

Los menores de 14 años no pueden darse de alta en ninguna Red Social.

Además debemos distinguir si nuestro hijo es menor de 14 años, pues aquí, “ambos progenitores”,
independientemente de quien tenga la custodia, en los casos de separación o divorcio,
somos los que tendremos que decidir por él.

«Con menos de 14 años no puede darse de alta en ninguna  red social«.

Tuenti por ejemplo incorporó no hace mucho tiempo la identificación del DNI electrónico para garantizar que la edad de los usuarios registrados sea de al menos 14 años en adelante.
Tenemos como padres (ambos), la obligación de educar y comunicar a los niños y adolescentes a partir de los 14 años de las consecuencias que puede tener el compartir imágenes a través de redes sociales (fotos de mis hijos).

Colegios, Asociaciones, Clubs deportivos…

Los colegios, asociaciones, club deportivos…que  cada día son más conscientes en su mayoría de esta problemática deben pedir «consentimiento por escrito a ambos progenitores« (no a uno sólo), cuando publiquen fotografías en sus páginas web de festivales, excursiones, viajes…

Es por ello que sí podrán hacerlo pero con un documento donde los dos progenitores manifiesten su consentimiento de forma expresa, con la firma de los dos (aquí es donde pueden encontrar problemas y donde suele haber más incumplimientos).

Además en ese documento debemos saber que uso van a tener esas fotos, …
…a quien se les va a ceder,  que soportes se van a emplear, saber que dicha asociación, colegio, club…

También, si están adaptados a la Ley de Protección de Datos…
…y poder ejercer nuestros derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación u Oposición (Derechos A.R.C.O) y poner de manifiesto que ese consentimiento podemos revocarlo cuando queramos.

Es decir que nos permitan retractarnos en cualquier momento si dudamos que los fines van a ser otros distintos a los mencionados en un principio.

 Casos a tener en cuenta.

El caso se complica si alguien hacen fotos de los hijos en compañía de otros y las cuelga en Redes Sociales.

Por ejemplo un cumpleaños y aparecen otros menores. Tenemos que tener cuidado pues, «no suele pasar nada… hasta que pasa», y cualquier padre puede denunciarnos.

Es decir:

Deberemos de pedir permiso a los padres para decir que esa foto donde salen todos los compañeros la queremos colgar en:
Facebook, Instagram, Twitter…

Nos podrían denunciar y un juez obligar a quitarlas.

Las redes sociales, como decía antes, tienen mecanismos para poder quitarlas.

Es por ello que soy más favorable de la «mediación« y de tratar estos temas con cordialidad, pues en principio si alguien cuelga una foto de cumpleaños con varios menores compañeros de colegio, en principio no debemos pensar que lo ha hecho con “mala fe”. Pero la ley es clara en este punto.

Las imágenes en internet dejan mucho más rastro que un texto y, no digamos si tiene «geolocalización», pues estamos dando muchas pistas a esa gente que se oculta entre las sombras.

Puedes borrar tu blog o tu página web, e incluso puedes darte de baja de tu red social, pero las «fotos» (y por tanto las Fotos de los hijos) quedan en los servidores y son accesibles en los buscadores mediante la búsqueda de imágenes: ¿Existe el Derecho al Olvido?.

 Recomendaciones.

Tenemos que estar informados de nuestros derechos como padres y de las consecuencias.

También debemos educar a nuestros hijos en la responsabilidad, seguridad y ante todo enseñarles con el ejemplo.

Recomiendo la lectura de:

“Los derechos de los niños y niñas y deberes de los padres y madres”,
la Agencia Española de Protección de Datos a través de su web: https://www.agpd.es‎:

También dejo el enlace sobre FICHAS explicativas para PADRES Y EDUCADORES en general respecto a la Protección de Datos de los menores: http://www.tudecideseninternet.es/agpd1/padres-y-profesores/datos-personales-y-privacidad-del-menor.  Tú decides en Internet. Fichas Didácticas sobre Protección de Datos de menores.

¿Somos conscientes de las consecuencias y peligros de colgar fotos de menores?

¿y de las responsabilidades que tienen que tener los Colegios, Asociaciones… ?

De Legalis Consultores. Ignacio Puig Carles

 (www.legalisconsiltores.es), basándome en la normativa de la LOPD y Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo: «Fotos de los hijos»,  y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 errores de un emprendedor: 13.- “Analizar demasiado”.

 

No hay que analizar demasiado.

“Todo se encadena perfectamente si a uno le da realmente la gana. Lo único falso en esto es el análisis”  JULIO CORTÁZAR.

Tengo un conocido que me comentó hace unos días que todo lo que uno necesita saber para vivir se aprende de los «documentales de animales» de la televisión.

¿Exagera?

A lo mejor, no tanto.

El León que consigue cazar a la gacela es aquél que, aunque haya escogido para perseguir a una más rápida que a otras del mismo grupo, no cesa en el intento y no cambia de presa a mitad de la carrera.

Es por tanto aquél que persigue a la misma presa, “pase lo que pase” y que no cambia de objetivo.

El León que se “distrae” y “cambia” de gacela, PIERDE.

También puede quedarse sin cena, aunque no cambie de presa, pero cambiar nunca incrementa sus posibilidades de «éxito».

Por ello, trasladando este tema al mundo empresarial, cabe decir que no es bueno “analizar demasiado” (Sólo lo justo y necesario para marcar nuestro objetivo prioritario y poder virar ante un imprevisto).

Demasiado “análisis” está reñido con la “acción”. Si uno analiza demasiado, corre el peligro de “cambiar de objetivos”.

“Uno no puede cambiar de caballo a mitad de carrera” y ese es precisamente el problema que sufren muchos emprendedores:

“Analizan demasiado” cuando van detrás de la presa y se dicen:

¡Pero si esa otra gacela va mucho más lenta! Y entonces…cambian de dirección. Eso es un Error.

Hay que «HACER».

La “acción” es a veces el mejor maestro. Otras veces es el único. Uno no sabrá si está en lo cierto hasta que “acierte” o se “equivoque”.

No se puede vivir la vida “sin riesgos a equivocarse”.

¡Se tiene que correr riesgos!. Pues el mayor peligro en la “vida” es…no arriesgar nada, tu existencia se llega a oscurecer. Sólo se es libre si uno “arriesga”.

No se puede vivir con miedos.

Para los que hacen los “análisis” es bueno saber escucharles…pero sin dejarse influenciar por ellos.

Si quiere ir a por la gacela, marque su objetivo y vaya a por ella, “sin hacer daño a nadie” y disfrute del camino, pero vaya.

Analizar demasiado, y más en plena carrera sólo resulta útil a los “comentaristas”.

Pero Usted no es un “comentarista”… Usted es un “emprendedor”.

No pierda el tiempo pues en analizar demasiado las cosas.
De «Legalis Consultores»: Ignacio Puig Carles.

(www.legalisconsultores.es), sobre texto de Sergio Fernández López.

Logotipo Legalis Consultores

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.