50 Errores de un Emprendedor. 47.- No trabajar en un Proyecto Personal

  

Hay que trabajar en un Proyecto Personal

“Más vale morir en un campo de batalla que una vida de derrota”. BUDA

“Nadie es una Isla completa en sí mismo; cada persona es un pedazo de continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.

La muerte de cualquier persona me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad, por consiguiente nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”. JOHN DONE.

 
Trabajar por cuenta propia es trabajar siempre y a tiempo completo…todos los días del año.

El trabajo pasa a formar parte de la vida del emprendedor tanto que al final hay dos maneras de trabajar, cuando uno trabaja de hecho y otra en el modo “stand-by”, como la televisión, que aunque esté apagada está medio encendida y lista para encenderse en cualquier momento.

La mayoría de los emprendedores tienen problemas para aprender a “parar”.

Cuando se desarrolla una actividad motivadora, resulta difícil dejar de trabajar, y aunque consiga dejar de hacerlo, dejar de pensar en ello a veces es incluso más difícil.

Picasso decía: “Cuando trabajo descanso, lo que me fatiga es recibir visitas o no hacer nada”.

No es menos cierto que “parar” aunque solo sea un poco de vez en cuando, viene bien para obtener buenos rendimientos posteriormente.

Una buena manera de salir de la rutina y parar un poco es creando un “Proyecto Personal” que a uno le motive.

Algo que le estimule en sí mismo y no necesariamente tiene que ser algo lucrativo, puede ser crear una asociación, una fundación de ayuda por ejemplo a la infancia…. Esto nos permitirá:

  • Encontrar una manera de descansar del trabajo al tener que centrar parte de sus energías en otra tarea.
  • Probar nuevas salidas profesionales que de otra manera no podría probar.
  • Desarrollar algún talento que usted tiene y que su trabajo no le permite florecer del todo.
  • Crear un mundo un poco mejor mientras, además, se lo pasa bien, conoce gente nueva con la que compartir intereses y descubrir nuevas potencialidades.

Merece la pena desarrollar un “Proyecto Personal”.

De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López.

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor. 44.-No aprender de los Errores

Hay que aprender de los Errores

La Experiencia no es lo que nos sucede sino lo que hacemos con lo que nos sucede. (HUXLEY)

Cuando somos muy pequeños, la palabra que más oímos durante esos primeros años de nuestras vidas es: No.

Luego vamos creciendo y la situación no mejora. Nos llevan al colegio (un lugar para aprender) y aquí se premia a aquellos alumnos que aciertan y castigan a aquellos que fallan.

Lo hacen de buena fe…pero están equivocados.

En el Colegio, en la Universidad…, deberían premiar no los resultados, sino la “actitud”, o los procedimientos del “esfuerzo”.

Nos deberían de enseñar no tanto los conocimientos como el interés por aprender y la manera de hacerlo.

No nos enseñan a aprender.

El Error es una de las mejores fuentes de aprendizaje. ¡Benditos Errores!

Cuando cometa un error como Emprendedor, y salvo que no tome ninguna decisión, debe sacar algún aprendizaje de ello.
Hay que desdramatizar el «error».

El «error» está desprestigiado, pero siempre aparece para enseñarnos algo nuevo. Aprovéchelo, escúchelo y siga caminando.
No tema como emprendedor, no tema equivocarse.

Da igual lo que haga, siempre ha sido y será así.

La cuestión no es equivocarse. Lo único que importa es que hacemos con el error.

El verdadero éxito no consiste en no tener errores.

Si es emprendedor, toma decisiones, tenga por seguro que acabará por equivocarse.

Lo importante es sacar de cada problema una oportunidad.

No le dañan los errores, sino en todo caso lo que hacemos con ellos, lo que aprenda o no de ellos y la actitud que tome ante ellos. Le resultará importante para saber cuáles son sus fortalezas y sus debilidades.

De Legalis Consultores, sobre texto de Sergio Fernández López.

Logotipo Legalis Consultores

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor: 38.- No Amar la Incertidumbre

 

Hay que amar la Incertidumbre

“Puedes analizar el pasado…pero tienes que diseñar el Futuro” EDWARD DE BONO

Todo Emprendedor aspira a encontrar su “Santo Grial” como en Indiana Jones.

Vendría a ser el lugar donde nos queremos ver, ese estado ideal al que deseamos llegar. Pero sin , no se tiene acceso al Grial.

Si no tiene en que todo va a salir bien, no obtendrá la recompensa final.

Si no ama la “incertidumbre”, si no tiene en sus capacidades y en que las cosas van a salir bien, aunque haya niebla que no sea capaz de ver más allá de medio metro, está abocado a pasarlo realmente mal como emprendedor.

De hecho hay dos cualidades sin las cuales no podrá sobrevivir con éxito como emprendedor.

Si estas dos cualidades no las tiene, deberá de entrenarlas.
Lo importante es hacer cada pequeña cosa que haga lo mejor que pueda. Olvídese de los resultados concretos de esa acción.

Usted haga las cosas bien (como sabe hacerlas) y deje que las cosas sucedan.

Comprobará que acabarán por suceder. Quizá de manera diferente a como lo había deseado.

Aunque a veces, incluso mejor.

Pero en el caso de que no ame la “incertidumbre” no podrá hacer lo anterior.

«Confíe en sus posibilidades«

De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López.

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor: 36.-No eliminar lo que nos molesta

 

Hay que eliminar lo que nos molesta

“La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos” HENRY FORD

 
Todos sabemos que el poder de Superman quedaba limitado y reducido con la “Kryptonita”.

¿Acaso nosotros no estamos rodeados de Kryptonita?

Pues la respuesta es: Por supuesto que Sí.

Se trata de que seamos capaces de eliminar esos “sumideros de energía” para poder recuperar nuestra energía natural, para ser más eficientes.

Un “sumidero de energía” (Kryptonita) es algo que nos deja sin fuerzas, sin ganas de seguir, nos resta parte de nuestro poder innato para seguir adelante.

Tenemos que huir de ellos como el diablo lo hace con el agua bendita.

Si no lo hacemos, se verá mermada nuestra vida profesional y personal.

Una de las mejores maneras para que una persona tenga éxito en sus diferentes aspectos de la vida es la de poder disponer de toda su energía al cien por cien.

Por ello debemos de eliminar todo aquello que nos quita energía.

Lo que no nos quita Energía:

  • Tomar decisiones en el momento. No podemos postergar la toma de decisiones. Un emprendedor debe especializarse en tomar decisiones con agilidad y criterio. Si posterga los asuntos acabará por tener una montaña de problemas que resolver.
  • Hágalo o no lo haga, pero decida lo antes posible. No dude. Arriésguese a equivocarse. Si conseguimos realizar esto estaremos rebosantes de vitalidad.
  • Sea selectivo. ¡Qué Gozada! Aprenda a decir lo que tiene que decir en cada momento. No lo deje para mañana. Encuentre el momento. Si no lo encuentra…cree el momento y dígaselo. De manera respetuosa pero… hágalo.
  • No decir las cosas en el momento, son otro “sumidero de energía”. No se guarde cosas que le desgastan. Si alguien le ha dicho algo o le ha hecho algo que le ha molestado…dígaselo. Así no tendrá más cuentas pendientes.
  • Quejarnos constantemente sin dedicar esa energía a resolver y a afrontar los problemas.
  • Evitar las habladurías, cotilleos, críticas de terceros sin estar presentes. Esto hay que eliminarlo de manera inmediata. “Hable sólo cuando esté seguro de que lo que va a decir es más bello que el silencio” (Proverbio Árabe).

Si conseguimos realizar y eliminar estos “sumideros de energías”, también cambiarán otros aspectos de nuestras vidas.
Es el famoso “Efecto Mariposa”.

Una pequeña Victoria atrae a otras más grandes.

Empiece por una pequeña Victoria y deje  que las más grandes llamen a la puerta… Lo harán.

De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor. 31: Depender de un cliente en más de un 25%.

No hay que depender de un cliente en más de un 25%.

“La tecnología punta en los negocios es el Sentido Común”. (Antonio Catalán).

Hoy en día hay multitud de personas que trabajan para una única empresa aunque desde el punto de vista jurídico son “autónomos”.
También hay muchas “empresas” que trabajan para uno o pocos clientes.
Si se quedasen sin el cliente, la empresa tendría que cerrar al día siguiente.
Si uno depende de un solo pagador (cliente) demasiado, está poniendo en peligro su independencia o la de su empresa.
Y la Independencia es una de las bendiciones que se tienen como emprendedor.
Depender por tanto de un solo pagador (cliente) en más de un 25% o 30% le resta capacidad de actuación.
La idea clave es que pueda trabajar con uno de sus clientes sabiendo que, aunque ése en concreto le dejara de suministrar trabajo al día siguiente, su economía no se vería afectada notablemente ni le ocasionaría ningún problema.

Depender de un sólo cliente.

Si depende de un solo cliente
¿Qué hará cuando ese cliente cambie su contacto dentro de la empresa?
¿O cuando cierre o dejen de caerse tan bien?
Es por ello que nuestro objetivo es tener varios clientes (pagadores) que nos puedan nutrir de trabajo.
Unos lo harán en mayor medida que otros, pero en definitiva no podemos depender de unos pocos.
Hay que salir a buscar más clientes para nuestro negocio y no acomodarnos con unos pocos que, aunque nos den muy buenos resultado, el día de mañana puede cambiar el resultado y nos encontraremos con serios problemas para poder mantener  nuestro negocio en marcha.
Hay que ser atrevidos… aspirar a más y no confiar con la máxima de «que siempre todo va a ser igual», pues no es así. La vida, para bien y para mal da muchas vueltas y debemos ser previsores.

“Actúa siempre de manera que amplíes tus números de posibilidades”. 

De Legalis Consultores sobre textos de Sergio Fernández López.

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es
Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es
y en TWITTER: @LegalisConsult
Gracias y…Te esperamos

 

 
 

50 Errores de un Emprendedor. 22.-“Estar con dos cosas a la vez”

 

No hay que estar con dos cosas a la vez.

“No está en ninguna parte…quien está en Todas.” (Dicho Popular).

Imagínese que está manteniendo una conversación telefónica y de repente le llega un correo electrónico.
En lugar de esperar a haber terminado la llamada para poder leer el e-mail, lo abre y le echa un vistazo.

Lo ojea por encima porque no puede estar concentrado al cien por cien mientras conversa con la otra persona.

Al final, ni se ha enterado del todo de lo que decía el e-mail, ni le ha prestado a su interlocutor la atención que se merecía.

Quizá se sienta muy bien haciendo como “los brokers de la bolsa”, pero lo cierto es que esto no le beneficia.

Póngase en el lugar de la otra persona.

A lo mejor le ha llamado para contarle algo importante y usted no está completamente en la conversación porque tiene su atención en otra actividad.

Es una práctica cada día más común hacer varias cosas a la vez.
De hecho puede que no lo considere ni tan siquiera un problema…Pero lo es.

Lo es porque su concentración desciende y porque puede cometer errores con mayor frecuencia.

La comunicación entre seres humanos es tremendamente compleja.

Si mientras charla no pone toda su atención en ello, se perderá muchos matices de la comunicación.

Comunicarse bien es una de las habilidades, sin cuyo dominio ser emprendedor se convierte en algo realmente duro.

Y hacerlo bien, no es algo innato (como muchos piensan).

Por ello hay que cultivar el arte de la comunicación de forma constante: escuchar activamente, empatizar, comprender y hacerse comprender.

Cuando tenga un trabajo que realizar, concéntrese en su parte y deje a los demás que se responsabilicen de la suya.
Otro tema muy relacionado con esto, es que si tiene varias tareas que realizar procure agruparlas.

Conteste todos los correos a la vez, a la misma hora si puede, si tiene que hacer llamadas telefónicas, intente hacerlas todas a la vez, en un horario que mejor le convenga.

Esta concentración o agrupación de tareas le permitirá obtener una máxima productividad.

De Legalis Consultores sobre textos de Sergio Fernández López.

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor: 21.-“Aceptar Negociaciones sobre la marcha”

 

No hay que aceptar Negociaciones sobre la marcha.

Imagínese que está usted a punto de cerrar un trato y en el último momento acepta una modificación que en un principio no tenía pensada.

Luego, cuando llega a casa, se arrepiente.

No aceptar negociaciones sobre la marcha.

No aceptar negociaciones sobre la marcha es una regla que debe tener siempre presente  para que cuando le pase, sea capaz de  acordarse a tiempo.

En la primera parte de la película:

“El Padrino”. D. Vito Corleone está escuchando la oferta que le hace el Jefe de otra familia a la suya para que entre en el negocio de la droga.

Don. Vito rechaza la oferta pero, cuando el Jefe de dicha familia, con la intención de persuadir a D. Vito, afirma que su inversión estará garantizada, el hijo interviene repentinamente para afirmar que en ese caso, todo cambia y que así si entrarían en el negocio.

El Padrino lo corta en seco con la mirada y, dirigiéndose al Jefe de la otra familia, le explica que tiene ciertas debilidades con sus hijos:
“Hablan cuando deben Escuchar.”

No decir ante extraños lo que piensas.

Después el Padrino abronca a su hijo diciéndolo:

“Ante extraños no vuelvas a decir lo que estás pensando.”

Esto es una norma de carácter básico.
Aunque trabaje sólo, es lo mismo.

A lo mejor es con su gato o con su almohada con quien tiene que discutirlo.

Si a Usted le proponen un cambio sobre la marcha. Perfecto.
Usted necesita cierto tiempo para dar una respuesta. A veces serán sólo unos minutos mientras hace una llamada.

Pero trate de no aceptar en el momento cambios esenciales sobre el precio o las condiciones.

Modificación-Contraprestación.

El momento en que Usted acepta una modificación sobre las condiciones es también el momento para pedir alguna contraprestación.

Ese es el momento en el que usted tiene más fuerza.
Negocie siempre desde el enfoque: “Yo gano, Tú ganas”.

Es la única manera de que los negocios funcionen. Si una de las dos partes pierde…entonces no hay Negocio.

De Legalis Consultores sobre texto de Sergio Fernández López.

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor: 20.- “Aceptar todos los Trabajos”.

No  hay que aceptar todos los Trabajos.

“Cuando elegimos, seleccionamos una opción y rechazamos muchas. Así que, de hecho, cuando elegimos, lo que más hacemos es rechazar”. SERGIO FERNANDEZ LÓPEZ. 

¿Conoce la historia del Caballo de Troya? Con el fin de conquistar la ciudad de Troya, y tras haberlo intentado en sucesivas ocasiones, Odiseo abandonó frente a la ciudad sitiada un caballo de madera, en cuyo interior escondió a un valeroso grupo de guerreros Griegos.

El Caballo fue cogido por los Troyanos como un trofeo.

Sin embargo, fue el fín de la ciudad, ya que de noche los soldados griegos salieron de su interior y conquistaron la ciudad.

Lo que parecía un Trofeo acabó por convertirse en una derrota.

Hay Trabajos que son verdaderos caramelos envenenados.

Por ello aceptar cualquier trabajo que le encargan o a cualquier cliente es otro de los errores que más frecuentemente le sucede a todos los emprendedores de cualquier parte del planeta.

Es como si un miedo ancestral impidiera pronunciar la palabra “NO”.

Si acepta todos los trabajos que le solicitan, probablemente estará aceptando alguno con trampa.

Son los “Caballos de Troya” que esconden en su interior una trampa y por tanto menos beneficios del que en un principio aparentaban.

Es por ello que hay que saber seleccionar un poco.

Hay tres maneras de evitar hacer los encargos que uno no desea realizar.

La primera sería elevar el precio, la segunda es subcontratar dicho trabajo y la tercero es simplemente decir que NO.

Por lo tanto, hay que tener cuidado cuando se subcontrata un trabajo ya que el responsable jurídico será usted si es que la factura la emite usted o su empresa y por ello será responsable con todas las consecuencia.

De Legalis Consultores sobre textos de Sergio Fernández López.

 

Logotipo Legalis Consultores

 

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

También, puedes seguirnos en FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

Además, estamos en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor. 19.-“No Saber poner Precio a tu Trabajo”. Parte II.

 

Hay que saber poner precio a tú Trabajo. (II).

POST Anterior: Parte I: 

50 errores de un emprendedor: 19.-No saber poner precio a nuestro trabajo. Parte I

La fijación del precio adecuado a nuestro trabajo es una de las partes más difíciles que tiene que lidiar un emprendedor.

¿Cuánto vale nuestro trabajo?

Esta es una de las preguntas que un emprendedor se suele hacer sobre todo al principio de su actividad.

Es una pregunta que puede torturarnos, debido a que está mal formulada.

La pregunta que tendríamos que hacernos es:

¿Cuánto nos cuesta un trabajo y cuál es el valor que le otorga mi cliente en ese momento determinado?

Las tres CCC.

Para ello tendremos que tener presente la fórmula de las tres C: “CCC”:

  • Poder Calcular los Costes.
  • Saber Calcular el Valor percibido.
  • y Calcular otras Variables.

Es decir, lo primero que tendremos que hacer antes de calcular el precio (Poner Precio) es fijarnos «cuanto queremos ganar al año» (que sea un objetivo realista, debemos de saber Poner Precio) y después «cuánto queremos trabajar durante el año» (si trabajaremos todos los fines de semana o no, si tendremos vacaciones y puentes o no…).

Si dividimos los euros que queremos ganar al año (p. ej 40.000 euros/año) entre las horas que queremos trabajar, el resultado es aproximadamente lo que tenemos que pedir mínimamente por hora de trabajo.

(8 horas al día durante 5 días de la semana son 40 horas por semana. Si lo multiplicamos por 50 semanas del año, pues habrá que tener en cuenta días de vacaciones, puentes, bajas por enfermedad, asuntos propios…, nos dan 2.000 horas al año.

Qué pedir por hora de nuestro trabajo.

Por tanto y, para este ejemplo 40.000 euros año/ 2000 horas al año de trabajo = 20 euros la hora (aproximadamente).

Esta cantidad, en principio es la que deberíamos pedir por hora de trabajo).

Hay que tener presente también a la hora de hacer este cálculo el añadir un porcentaje superior, debido a que en el trabajo siempre hay un número de horas que no son productivas.

Son las horas que dedicamos a preparar trabajos o proyectos que nunca llegan a salir, tiempo que dedicamos a hablar con posibles clientes que luego no llegan a serlo.

En el ejemplo a  la cantidad de 20 euros, le incrementaremos un 30%  por esas horas “no productivas” y el resultado sería 6 euros.
Partimos pues de 26 euros la hora como mínimo. Por debajo de esta cantidad inicial no es rentable realizar ningún trabajo para el ejemplo planteado.

Cosas a tener en cuenta.

Además tendremos en cuenta:

  •       Calcular los Costes: Lo primero e imprescindible, es calcular cuánto le cuesta a Usted o a la empresa que tenemos en términos económicos y temporales la realización del trabajo. Sin esto no podremos presupuestar.  De esta manera podremos multiplicar el número de horas que estimamos nos llevará ofrecer ese trabajo, producto o servicio por su tarifa por horas y sumarle los daños por “costes económicos”. En el ejemplo que estamos realizando añadiremos 10 euros de coste económico por hora de trabajo. Por tanto 26 euros + 10 euros de Coste Económico = 36 euros por hora de trabajo (como mínimo).
  •       Calcular el Valor Percibido. Es saber qué valor le otorga su cliente o su trabajo y por tanto cuanto está dispuesto a pagar por él. Hay que meterse en la cabeza una Idea: “El cliente no paga el servicio o producto en función de lo que a usted le haya costado producirlo, pagan por el beneficio que obtienen de ese bien o servicio”. Este “Valor Percibido” es difícil de cuantificar.
  •      Calcular Otras Variables. Antes de dar un precio definitivo, tenemos que analizar a la “competencia”. Tenemos también que pensar en aquellos otros trabajos que podemos realizar  pero que en principio no nos reportan rentabilidad económica, pero que a lo mejor tendremos que valorarlos no como una inversión sino más bien para generar futuras relaciones comerciales. Otras variables son los posibles “imprevistos” que siempre aparecerán y que deberemos incluir en el presupuesto. Y también tendremos que ver la “capacidad económica del cliente”.

Precio aproximado.

Una recomendación para terminar. Si tiene que dar un precio aproximado de palabra, de siempre un precio ligeramente superior al que usted calcula que va a ser.

De esta manera, cuando haya calculado el precio real éste será ligeramente inferior a la aproximación que realizó.

(De Legalis Consultores, sobre textos de Sergio Fernández López).

 

Logotipo Legalis Consultores

Legalis Consultores.

Te agradeceríamos puedas compartir en tus redes sociales este artículo.

También nos gustaría que te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.

50 Errores de un Emprendedor: 18.-“Pensar que sólo hay una manera de hacer las Cosas.”

Errores de pensar que hay una sola manera de hacer las Cosas.

 “Cada punto de vista es sólo uno de los posibles” (Anónimo).

Retomando los posts bajo el Título de los 50 Errores de un Emprendedor, hoy  voy a tratar  del Error que se produce  cuando pensamos  que sólo hay una manera de hacer las cosas.

También se produce este error a menudo cuando no nos fiamos de nadie y creemos que tenemos que estar pendientes de todo.

“No se puede intentar enseñar a los zurdos a escribir con la derecha”.

Los emprendedores y más en concreto los freelances, tendemos a ser excesivamente meticulosos con nuestra actividad.

Solemos ser personas “perfeccionistas” a los que nos encanta obtener resultados de alta calidad y de los que nos podamos sentir orgullosos.

Esto lo hacemos no sólo para satisfacer al cliente, que también, sino más bien para sentir satisfacción de ver un trabajo bien hecho.

Esta cualidad puede acabar convirtiéndose en un obstáculo, salvo que deleguemos algunas tareas, en caso contrario acabaremos volviéndonos locos.

Hay cosas que aunque no las hagamos nosotros mismos seguirán estando bien hechas.

Quizá no perfectas, quizá no como a uno le gustan, pero en definitiva…bien hechas.

Comprender esto hará que nuestra vida sea más fácil. Hay que comprender que “lo mejor es enemigo de lo bueno”.

Deleguemos todo lo que podamos. No sólo a nivel laboral sino de nuestra vida personal.

Si queremos progresar en lo profesional, debemos de delegar.
Ganaremos en calidad de vida y dispondremos de más tiempo libre.

Lo contrario nos estará lastrando, restando calidad de vida y profesionalidad.

 
( De Legalis Consultores: Ignacio Puig Carles sobre textos de Sergio Fernández López).

 

Logotipo Legalis Consultores

 

Si te ha gustado el artículo, te agradecería lo puedas compartir en tus redes sociales y te suscribas a nuestro BOLETÍN DE NOTICIAS de www.legalisconsultores.es

Siguenos también por FACEBOOK: www.facebook.com/legalisconsultores.es

y en TWITTER: @LegalisConsult

Gracias y…Te esperamos.